Al borde del KO: Murcia devolverá competencias por su incompetencia

VMPress

Valcárcel

Hace algunos meses, en tres ocasiones, decíamos desde estas mismas pantallas, que los culpables del desastre económico de la Comunidad Autónoma de Murcia tenían gravísimas responsabilidades políticas y morales, porque habían llevado a la ruina a decenas de miles de ciudadanos. No es que el problema nuestro de cada día fuera de este último año mariano. Venía de lejos, incluso más allá de Zapatero, el muro de las lamentaciones de un partido popular regional que no ha sabido hacer sus deberes desde aquellos días del ladrillo aznarista.

La euforia incontenida de una economía que se sustentaba en varias burbujas, entre ellas las inmobiliaria y la especulativa, nos condujo hasta las puertas de la quiebra técnica y la intervención, situación que se ha agravado en los siete meses más negros de la política de un gobierno murciano desorientado, desorganizado, incoherente y al borde del KO, como diría un boxeador sonado por los continuos golpes.

La esperanza de resucitar el cuerpo en coma inducido se puso en un hombre, Juan Bernal, que siendo una buena persona ha demostrado que es un economista más bien discreto que flojito. Su nombramiento como vicepresidente de la Comunidad y los rumores de sucesión en la cúpula del ejecutivo, levantaron ciertamente los ánimos, pero pronto se demostró que era otra burbuja, una burbuja fantasiosa, una quimera, una especulación propulsada por cohetes espaciales por un presidente regional rodeado de fantasmas y delirios de grandeza.

Una campaña bien orquestada desde el palacio de San Esteban y sus medios de comunicación y su publicidad institucional, que finalmente ha resultado fallida. En este climax negativo se trató también de tapar urgentemente los innumerables escándalos de una corrupción creciente en las filas de cargos y altos cargos, aunque se trató de tapar colocando a Manuel Campos, ex fiscal, al frente de la Consejería de Presidencia, y a Joaquin Bascuñana al frente de una delegación del Gobierno que tiene mando sobre las fuerzas de seguridad del Estado, los fiscales y los abogados del Estado, con la sospechosa intención de bloquear o influir en la acción de la Justicia. Bascuñana, un hombre mencionado numerosas veces en el sumario de La Zerrichera que llevo a uno de sus colegas a ser imputado de supuestos graves delitos, así como notorios empresarios amigos del político molinense que es conocido por sus finos enjuagues de pasillos.

Podría ser, decimos que podría ser, un magnifico Kim Philbis al servicio de Ramón Luis Valcárcel que fue quien lo colocó en el pedestal, con una rapidez de plis plas. Todo una operación florentina que quizás haya frenado el feo sumario de la mencionada Zerrichera, de la que no se sabe nada desde hace un largo tiempo.

En estos momentos, según nos aclaran fuentes bien informadas, Murcia está a un paso de ser absorbida por la Administración del Estado español, devolviendo competencias por su incompetencia.

Los pasos y las cartas del ministro Montoro son altamente elocuentes, a pesar de los dimes y diretes de un Juan Bernal que trata de justificar sus medidas,  con la ayuda del incompetente Valcárcel, que jamás supo de finanzas y números. Ramón Luis de lo que sabe es de actuar excelentemente en los bajos fondos de la política regional, casi nada en la nacional y poco menos en la europea en donde ya ha conseguido dos o tres fracasos estrepitosos. No queremos dar lanzada a moro muerto, pero el análisis que se hace en esta nueva ocasión es el reflejo de la realidad, por lo que el único camino que le queda a Juan Bernal, es la dimisión, porque desde luego ha sido engañado por su jefe de forma un tanto indigna. Un jefe, que si fuera de una empresa privada, estaría ya, desde hace años, en la miseria política, aunque nos pida a los murcianos ser algo más optimista, petición que ha sido recibida por el pueblo con una sonora carcajada y una silenciosa amargura, porque con tantas prebendas cualquier ciudadano o ciudadana pueden ser optimistas y cantar incluso Murcia que bella eres a su paso por la fastuosa Gran Via.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s