La patronal de grandes almacenes impone un convenio leonino

elpajarito.es

FNAC

Una tienda de la cadena FNAC.

La patronal de la gran distribución Anged y los sindicatos mayoritarios Fetico y Fasga –cuya docilidad es patente– firmaron ayer el convenio que regirá el sector hasta 2016 después de que las empresas hayan renunciado a la eliminación de hasta tres pagas y a ligar la evolución de los salarios a las ventas de 2008.

Sin embargo, se incrementan las horas máximas anuales a 1.798 (28 más), con lo que a igual retribución por año la remuneración de la hora trabajada caerá de 7,88 a 7,75 euros, el 1,6%.

Además, se dejarán de pagar los festivos y domingos, días en las que tendrán que trabajar todos los empleados, incluidos los que ahora no lo hacen por motivos familiares, informaron ayer a Efe fuentes de Fetico.

El cobro de domingos se consolida en un complemento personal de entre 350 y 500 euros –según lo trabajado el año pasado– y se reduce el porcentaje de festivos trabajados hasta el 55%.

El pacto, que no fue rubricado por CCOO, UGT, LAB ni CIG, contempla el compromiso por parte de las empresas del mantenimiento del empleo indefinido a lo largo de la vigencia del convenio, que afecta a unos 230.000 trabajadores en España, según los sindicatos firmantes.

Además, ambas partes han acordado además que no se puedan producir descuelgues salariales del convenio salvo que las ventas caigan un 27% en tres años.

Además, no se permite a la patronal “tocar” la guarda legal ni la incapacidad temporal y se conservan los turnos de vacaciones de 21 días en verano y 10 en invierno, salvo en las zonas de costa en las que las ventas aumentan en la época estival.

El acuerdo llegó tras 14 horas de negociaciones y después del rechazo frontal de los sindicatos a las pretensiones iniciales de la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged) –AKi, Alcampo, Apple, Bricomart, C&A, Carrefour, Conforama, El Corte Inglés, Cortefiel, Eroski, FNAC, Hipercor, Ikea, LeroyMerlin, Media Markt, Toys“R“Us y WorldDuty Free–.

“Tras una larga y difícil jornada de negociación se ha firmado el Convenio Colectivo de Grandes Almacenes sin que suponga pérdida económica para los trabajadores”, dijo a Efe el vicesecretario general de Fetico, Antonio Pérez, quien explicó que no estaban dispuestos a aceptar la eliminación de pagas porque eso era “ahorrar por ahorrar” y no garantizaba el futuro del sector.

“Hemos conseguido que no se reduzcan los salarios de ninguna forma” y que, incluso, se hayan logrado incrementos salariales ligados a las ventas de 2010, apuntó Pérez, quien destacó que a cambio las empresas han ganado flexibilidad en los horarios.

Por su parte, Fasga señala en una nota que el rigor y la responsabilidad de los trabajadores “han logrado eliminar las pretensiones de la patronal y salvaguardar la viabilidad de los puestos de trabajo de cientos de miles de personas”.

La propuesta inicial presentada por Anged contemplaba, entre otras medidas, la supresión de una paga extraordinaria mientras no se alcanzara la facturación de 2008, así como una rebaja anual de los salarios del 5% si el índice de ventas caía 5 puntos o más respecto a 2005 y del 2% si disminuía entre 5 y 2 puntos.

Adicionalmente, si durante dos trimestres consecutivos cayera la venta en un centro concreto éste podría quitar a sus trabajadores otra paga extra u otra dieciseisava parte del salario. Anged proponía también elevar a 1.826 horas la jornada máxima anual (56 horas más) y suprimir el pago por festivos o domingos trabajados.

La mesa negociadora del convenio contaba con cinco representantes de Fetico, tres de Fasga, dos de UGT y CCOO y uno de LAB y CIG.

Protestas en la Región

Casi un centenar de trabajadores de grandes almacenes se concentraron ayer a las puertas de El Corte Inglés de Murcia para protestar por la firma a las 4 de la madrugada del convenio colectivo que les sumará 28 horas más a su horario y relacionará su salario con las ventas.

Los secretarios generales de UGT y CCOO en este sector, Antonio Bolarín y Josefina Ariza, respectivamente, encabezaron esta protesta que se convocó a nivel nacional por ambos sindicatos en contra del convenio, firmado de madrugada con la patronal Anged (Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución) y los dos sindicatos ‘amarillos’ Fasga y Fetico, explicaron.

Cuatro mil trabajadores murcianos se ven afectados por este convenio que alarga la jornada laboral y permite una rebaja de hasta el 5% en aquellos centros donde no haya suficientes ventas, y citaron el caso de “El Tiro” y El Corte Inglés de Cartagena.

Indicaron que los grandes almacenes pretenden enjugar su bajada de beneficios, que no pérdidas, con trabajo más barato y durante más horas, coincidiendo ello con la ampliación de la apertura de festivos en la Región de 8 a 12 al año.

Ariza ironizó afirmando que “si querían microjobs, aquí ya han llegado con 450 euros por 40 horas semanales”, mientras que Bolarín mostró su sorpresa por la firma apresurada del convenio en menos de un mes y en tan solo cuatro reuniones. “Está claro, las manifestaciones a nivel nacional de UGT y CCOO les metieron prisa”.

Anunciaron que mirarán “con lupa” el convenio 2013-16 por si incumple el Estatuto de los Trabajadores, porque en ese caso lo llevarán a los tribunales.

Los trabajadores portaban una pancarta en la que se podía leer “Un convenio digno. No a la liberalización de horarios y festivos”. En Cartagena la concentración tuvo lugar en el Parque Mediterráneo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s